¿Cómo saber si dormimos bien?

  • Sharebar

En muchas ocasiones nos levantamos cansados, de mal humor, sintiéndonos débiles o con dolor de cabeza o pesadez en las piernas. En estas ocasiones es vital distinguir entre si lacomo saber si duermo bien causa es porque no dormimos bien o porque no dormimos lo suficiente.

Saber con exactitud como dormimos será un factor clave para mejorar nuestra vida, alegría y estado de salud. Existen una série de medidas para conocer la calidad de nuestro descanso. Las medidas se dividen principalmente en tres grupos:

  1. Mediadas basadas en preguntas y respuestas hechas al paciente: estas preguntas las va a hacer el doctor especialista en medicina del sueño o se pueden encontrar en varios tests del sueño. El test más importante es el Test de Epworth. Si deseas hacerlo, haz click aquí. Los métodos basados en preguntas hechas al paciente tiene el problema que los resultados dependen en gran medida de las percepciones del paciente. Por ejemplo, al paciente le puede parecer que está plenamente descansado y que ronca muy poco cuando a la hora de la verdad el paciente ronca muchísimo y está cansado durante el día. En la mayor parte de los resultados erróneos de estos procedimientos entra el factor del acostumbramiento: el estado del paciente cambia de una forma tan suave a lo largo del tiempo que el mismo paciente no es capaz de percibir esos cambios.
  2. Medidas basadas en la observación de tu pareja o alguien que te vea dormir: este tipo de control es idóneo para los ronquidos, las apneas del sueño y el síndrome de las piernas inquietas. En estos casos, se puede ver de forma objetiva como el paciente ronca por la noche o tiene problemas graves de apnea. O también se puede ver como el paciente mueve las piernas de forma brusca .observación del sueño
  3. Medidas basadas en la monitorización médica: estas son las medidas más fiables. Existen básicamente dos tipos de pruebas. La primera es la polisomnografía y la segunda se basa en poner al paciente un dispositivo (apnealink) que mide menos variable pero permite que el paciente pase la noche en casa. Estos métodos proporcionan resultados concretos e inequívocos. La polisomnografía hace tres estudios básicos: electroencefalografía (EEGE), electrooculografía (EOG) y electromiografía (EMG). Los otros parámetros analizados son: electrocardiografíaoximetría de pulso, esfuerzo respiratorio, CO2 trascutáneo, registro de sonidos para evaluar ronquidos, EMG de extremidades y monitoreo continuo por video. La polisomnografía es la prueba más idónea para saber lo bien que duerme el paciente. Las pruebas realizadas con aparatos similares al apnea link proporcionan menos datos pero siguen siendo buenos indicadores. En muchos casos leves, es bueno hacer una prueba con uno de estos aparatos antes de realizar la polisomnografía. A continuación dejo un vídeo de la realización de una polisomnografía:

{ 0 comments… add one now }

Leave a Comment

Previous post:

Next post: