Trastornos del sueño y problemas para dormir

  • Sharebar

SÍNTOMAS, TRATAMIENTO Y AYUDA PARA LOS TRASTORNOS DEL transtornos del sueñoSUEÑO

En algún momento, la mayoría de nostros hemos experimentado problemas para dormir correctamente. Sin embargo, si los problemas pasan de ser ocasionales a ocurrir regularmente e interfieren con nuestra vida diaria, puede ser que que tengamos algún problema importante.

La mala calidad del sueño puede tener un impacto negativo en nuestra energía, nuestro equilibrio emocional y nuestra salud. Si tienes problemas para dormir, es muy importante que leas con detalle todo este artículo.

Entender los trastornos y problemas de sueño

El sueño es a menudo un barómetro de nuestra salud. En la mayoría de los casos, las personas con buena salud tienden a dormir bien, mientras que las personas que duermen mal, puede ser que tengan algún problema de salud médica o mental.

Dormir bien es esencial para tener buena salud física y bienestar emocional. Por desgracia, incluso la pérdida de cantidades mínimas de sueño puede causar variaciones notables en nuestro estado de ánimo, nuestra energía, nuestra eficiencia y nuestra capacidad de manejar el estrés. No hacer caso a los transtornos del sueño puede agravar la situación y conducir a problemas de salud, accidentes, problemas de rendimiento en el trabajo y estrés en las relaciones. Si pretendes vivir años y tener buena salud el sueño es un elemento indispensable, no un lujo.

No es normal que te sientas somnoliento durante el día. Tampoco es normal que tengas problemas para dormir por la noche o te despiertes cansado. La gran suerte es que se puede aprender a dormir mejor y que los problemas se pueden superar. Puedes comenzar haciendo un seguimiento de tus síntomas y patrones del sueño, y luego hacer cambios saludables en tus hábitos. Si la autoayuda no funciona, será el momento de acudir al especialista para que identifique las causas subyacentes de tu problema de sueño y encontre maneras solucionar el problema y aumentar tu calidad de vida.

Signos y síntomas de los trastornos del sueño y problemas para dormirsíntomas transtornos del sueño

Todo el mundo tiene problemas ocasionales para dormir. Entonces, ¿cómo puedo saber si mi problema es sólo una molestia leve o un trastorno grave?

Lo primero que debes hacer es examinar tus síntomas. Si experimentas cualquiera de los siguientes síntomas de forma regular, puede ser que tengas un transtorno importante del sueño:

  • ¿Te sientes irritable o somnoliento durante el día?
  • ¿Tienes dificultad para permanecer despierto cuando estás sentado o mirando la televisión?
  • ¿Te has dormido alguna vez mientras conducías?
  • ¿Tienes dificultades para concentrarte?
  • ¿Te dicen que te ves cansado?
  • ¿Reaccionas lentamente?
  • ¿Tienes problemas para controlar tus emociones?
  • ¿Es imprescindible que hagas la siesta?
  • ¿Necesitas tomar bebidas que contengan cafeína para mantenerte despierto?

Insomnio: la forma más común de trastorno del sueño

El insomnio o la incapacidad para dormir la cantidad de tiempo necesaria para sentirte descansado y fresco, es la forma más habitual de transtorno del sueño. El insomnio es a menudo un síntoma de otro problema, como el estrés, la ansiedad, la depresión, o una condición de salud subyacente. También puede ser causado por el estilo de vida, incluyendo los medicamentos que se toman, la falta de ejercicio, el jet lag, o incluso la cantidad de café que se bebe.

Los signos y síntomas del insomnio incluyen:

  • Dificultad para conciliar el sueño por la noche o volver a dormir después de despertarse durante la noche.
  • Despertarse con frecuencia durante la noche.
  • Tener un sueño ligero, fragmentado y no reparador.
  • Necesitar tomar algo (pastillas para dormir, gorro de dormir, complementos) para conciliar el sueño.
  • Tener somnolencia diaria poca energía durante el día.

Otros formas comunes de trastornos del sueño

Otras formas habituales de transtorno del sueño son apnea del sueño, el síndrome de piernas inquietas y la narcolepsia.

1. Apnea del sueñoapnea del sueño 1

La apnea del sueño es un trastorno del sueño común en el que la respiración se detiene temporalmente durante el sueño debido a la obstrucción de las vías aéreas superiores.

Estas pausas en la respiración interrumpen el sueño, lo que lleva a muchos despertares por hora. Aunque la mayoría de las personas con apnea del sueño no recuerda estos despertares, se sienten los efectos de otras maneras, tales como el agotamiento durante el día, irritabilidad y depresión, y la disminución de la productividad.

La apnea del sueño es una enfermedad grave y potencialmente mortal. Si usted sospecha que usted o un ser querido puede tener apnea del sueño, consulte a un médico de inmediato. La apnea del sueño puede ser tratada con éxito con presión positiva continua en vía aérea (CPAP), un dispositivo similar a una máscara que proporciona una corriente de aire mientras usted duerme. Bajar de peso, elevar la cabecera de la cama y dormir de lado también pueden ayudar en casos de leves a moderados de apnea del sueño.

Los síntomas de la apnea del sueño incluyen:

  • El ronquido
  • Frecuentes pausas en la respiración durante el sueño
  • Jadeo, resoplado, o asfixia durante el sueño
  • Sentirse cansado al despertarse por la mañana y tener sueño durante el día – no importa la cantidad de tiempo que pases en la cama
  • Despertar con falta de aire, dolor de pecho, dolor de cabeza, congestión nasal, o la garganta seca.

2. El síndrome de piernas inquietas

El síndrome de piernas inquietas es un trastorno del sueño que causa un impulso casi irresistible de mover las piernas (o brazos). La necesidad de movimiento ocurre cuando usted está descansando o acostado y se debe generalmente a molestias, hormigueo o sensación de dolor.

Los signos y síntomas del síndrome de las piernas inquietas son:

  • Profundas sensaciones incómodas en las piernas, acompañadas de una fuerte necesidad de moverlas.
  • Empeoramiento de la situación durante la noche.
  • Las sensaciones incómodas mejoran al moverse, estirar, o darse masajes en las piernas.
  • Calambres o espasmos repetitivos de las piernas durante el sueño.

3. La narcolepsia

La narcolepsia es un trastorno del sueño que implica somnolencia excesiva diurna incontrolable. Es causada por una disfunción del mecanismo cerebral que controla el sueño y la vigilia. Si usted tiene narcolepsia, puede tener “ataques de sueño” en cualquier momento y situación del día.

Los signos y síntomas de la narcolepsia son:

Ver o escuchar cosas cuando se está somnoliento o comenzar a soñar antes de que esté completamente dormido.
De repente, la sensación de debilidad o pérdida del control de sus músculos cuando te estás riendo, enojado, o de experimentar otras emociones fuertes.
Soñando inmediatamente después de ir a dormir o sueños intensos
Sentirse paralizado e incapaz de moverse cuando está despierta o dormido.

Trastornos del ritmo circadiano del sueño

Todos tenemos un reloj biológico interno que regula las 24 horas de sueño-vigilia, también conocido como nuestro ritmo circadiano.

La luz es la señal principal que influye en los ritmos circadianos. Cuando el sol sale por la mañana, el cerebro le indica al cuerpo que es hora de despertar. Por la noche, cuando hay menos luz, el cerebro desencadena la liberación de melatonina, una hormona que induce el sueño.

Cuando los ritmos circadianos se alteran, usted puede sentirse mareado, desorientado y soñoliento en momentos inoportunos. Los ritmos circadianos se han vinculado a una varios problemas para dormir, incluyendo insomnio, el jet lag, y las dificultades de dormir cuando se trabaja por turnos. Alteraciones en el ritmo circadiano también han sido asociadas a la depresión, el trastorno bipolar, el trastorno afectivo estacional y la tristeza del invierno.

Los problemas para dormir asociados al Jet Lag

El jet lag es una interrupción temporal en los ritmos circadianos que se produce cuando se viaja por zonas horarias diferentes.

Los síntomas incluyen somnolencia diurna, fatiga, dolor de cabeza, problemas estomacales e insomnio. Los síntomas suelen aparecer dentro de un día o dos después de volar a través de dos o más zonas horarias. Cuanto mayor sea el vuelo, más pronunciados son los síntomas. La dirección de vuelo también hace es importante. Volar hacia el este tiende a ser peor que volar hacia el oeste.

En general, se necesita un día de adaptación por cada hora cambiada. Así que si usted voló desde Los Angeles a Nueva York, cruzando tres zonas horarias, el desfase horario debe desaparecer dentro de tres días. Sin embargo, el jet lag puede ser peor si:

  • Tenía sueño acumulado o perdido
  • Tenía una gran cantidad de estrés
  • Bebió demasiado alcohol o cafeína
  • No se movió lo suficiente durante su vuelo

Problemas para dormir asociados al trabajo por turnos

Este tipo de problema del sueño es un trastorno del ritmo circadiano que se produce cuando su horario de trabajo y su reloj biológico no están sincronizados. En nuestra sociedad de 24 horas, muchos trabajadores tienen que trabajar turnos nocturnos, turnos de madrugada, o turnos rotativos. Estos programas te obligan a trabajar cuando tu cuerpo te está diciendo que vayas a dormir, y dormir cuando tu cuerpo está indicando que te despiertes.

Mientras algunas personas se adaptan mejor que otras a las exigencias del trabajo por turnos, la mayoría de los trabajadores duermen menos y con menor calidad, como resultado de la falta de sueño, muchos trabajadores de turno luchan con la somnolencia y letargo mental en el trabajo. Esto reduce su productividad y los pone en riesgo de lesión.

Hay un número de cosas que usted puede hacer para reducir el impacto del trabajo a turnos sobre el sueño:

  • Haga descansos regulares y reduzca al mínimo la frecuencia de cambio de turno.
  • Cuando haya cambio de turno, pida un cambio que atrase su jornada, porque el cuerpo tolera mejor los retrasos que los avances en el horario.
  • Regule de forma natural el ciclo sueño-vigilia. Puede hacerlo mediante el aumento de exposición a la luz durante el trabajo  y la limitación de exposición a la luz cuando es hora de dormir. Evite las pantallas de televisión y ordenador y utilice persianas o cortinas oscuras para bloquear la luz del día en su dormitorio.
  • Considere la posibilidad de tomar melatonina cuando llegue la hora de ir a dormir.

Retraso en el ciclo de sueño-vigilia

Se trata de un trastorno del sueño en el que su ciclo de 24 horas de sueño y la vigilia se retrasa significativamente. Como resultado, se va a dormir y se despierta mucho más tarde que los demás. Por ejemplo, es posible que no le entre el sueño hasta las 4 de la mañana, momento en el que se vas a la cama y duerme profundamente hasta el mediodía, o al menos lo haría si sus responsabilidades durante el día no interfirieran. Este trastorno hace que sea difícil mantener horarios normales para llegar a clases por la mañana, llevar a los niños a la escuela, o mantener un trabajo de 9-a-5.

Es importante tener en cuenta que este problema de sueño es algo más que una preferencia por quedarse hasta tarde o ser un ave nocturna.

Cuando se les permitie mantener sus propio horario (por ejemplo, durante un receso escolar o las vacaciones), caen en un horario de sueño regular.

Para aquellos que siguen luchando contra su reloj biológico, los tratamientos como la luminoterapia y la cronoterapia pueden ayudar. Para obtener más información, es conveniente concertar una cita con el médico especialista.

Para más información para solucionar los problemas del sueño lea este artículo con consejos para dormir mejor.

{ 0 comments… add one now }

Leave a Comment

Previous post:

Next post: